En la Biblia había Porno Casero

El porno está tan unido a las raíces de la humanidad que ya es imposible a estas alturas entender una cosa sin la otra; son factores imposibles de separar y que han funcionado en perfecta simbiosis a lo largo de los siglos, por lo que todo está interiorizado en un solo factor formado por dos partes: vida y porno casero. Tan simple como complejo en su mismidad, por lo que han sido muchas las explicaciones que se han buscado a esta particularidad que tenemos los humanos como especie animal. Desde los libros encontrados en la antigua grecia que hablaban de porno casero en HD hasta unos manuscritos encontrados en la catatumbas romanas donde podía leerse “porno casero con MILF”.

Se encuentran vestigios de porno casero en la Biblia

Pero ha sido un descubrimiento muy, muy reciente el que nos ha puesto sobre una nueva pista que podría llevarnos al origen de la unión del hombre y del porno casero como un solo ente indivisible; hace apenas unos días, un estudioso del porno en HD, detectó en la Biblia, concretamente en los versículos 3:14 de Deuritonio, unas palabras que podrían relacionar a la Biblia directamente con el origen del porno o, al menos, aclararnos la procedencia de este y que cita así “Y Jesús señaló la pantalla y dijo, hágase clic en la categoría de porno amateur en HD”. No se cita nada más pero es una buena pista para resolver este enigma.