LA LENCERÍA EN LAS PELÍCULAS PORNO

La gran mayoría de los hombres vamos a la “paja rápida” cuando vemos películas porno y obviamos detalles que son los que realmente hacen que nos pongamos tan sumamente cachondos, como por ejemplo, la lencería que usan las actrices porno.

LA LENCERÍA EN LAS PELÍCULAS PORNO

Una escena de sexo no es solamente dos personas follando, una chica haciendo una mamada, sexo anal o para los más bizarros una meada en la boca, no, la industria pornográfica tiene muy medidas sus escenas y todo lo que envuelve a la historia ha sido previamente planeado para crear el mayor impacto en el usuario. Veamos varios ejemplos…

Una colegiala de 18 años con las braguitas blancas, impolutas e inmaculadas que se van manchando con su flujo vaginal mientras un señor mayor la masturba no daría el mismo morbo que ver directamente a esa misma colegiala directamente desnuda, ¿cierto?. Tampoco una madura con un sujetador dos tallas más pequeñas el cual hace que sus duros pezones asomen y que de la sensación de que tiene unas tetas descomunales sería lo mismo que ver a esa madura sin sostén y con las tetas colgando.

Pues parece que la industria del porno Español es de las que más cuida esos pequeños detalles y se han dado cuenta de que la lencería es vital para ganar adeptos, de ahí que últimamente vemos tantas escenas bondage en las que no escatiman en material fetichista: máscaras, látigos, tanguitas, bragas, panties, cinturones con polla, bikinis, zapatos o botas de tacón, corsets, antifaces, arneses, muñequeras, cuero, látex, bodys, mallas de red y hasta orejeras, hay todo un mundo dentro de la lencería erótica que hacen que tus relaciones sexuales sean mucho más placenteras y divertidas.

A veces nos limitamos demasiado ya sea por rutina o por vergüenza, pero eso impide que nos perdamos lo mejor del sexo, por eso os animamos a daros darle un poco de alegría al asunto y que  sorprendáis a vuestra pareja comprando una prenda morbosa y funcional para este fin de semana. No es necesario gastarse tampoco mucho dinero, el caso es ser original y además es algo que puedes usar siempre que quieras echar un polvo con tu pareja, de hecho podrás hacerte tu propio armario en poco tiempo si por ejemplo compras una prenda al mes.

Recordad amigos, la lencería tanto femenina como masculina es la llave a otro mundo y a empezar a disfrutar a otro nivel del sexo,  fijaos muy bien a partir de ahora en los detalles de los vídeos porno y no entenderéis perfectamente…

La gran mayoría de los hombres vamos a la “paja rápida” cuando vemos películas porno y obviamos detalles que son los que realmente hacen que nos pongamos tan sumamente cachondos, como por ejemplo, la lencería que usan las actrices porno.

Una escena de sexo no es solamente dos personas follando, una chica haciendo una mamada, sexo anal o para los más bizarros una meada en la boca, no, la industria pornográfica tiene muy medidas sus escenas y todo lo que envuelve a la historia ha sido previamente planeado para crear el mayor impacto en el usuario. Veamos varios ejemplos…

Una colegiala de 18 años con las braguitas blancas, impolutas e inmaculadas que se van manchando con su flujo vaginal mientras un señor mayor la masturba no daría el mismo morbo que ver directamente a esa misma colegiala directamente desnuda, ¿cierto?. Tampoco una madura con un sujetador dos tallas más pequeñas el cual hace que sus duros pezones asomen y que de la sensación de que tiene unas tetas descomunales sería lo mismo que ver a esa madura sin sostén y con las tetas colgando.

Pues parece que la industria del porno Español es de las que más cuida esos pequeños detalles y se han dado cuenta de que la lencería es vital para ganar adeptos, de ahí que últimamente vemos tantas escenas bondage en las que no escatiman en material fetichista: máscaras, látigos, tanguitas, bragas, panties, cinturones con polla, bikinis, zapatos o botas de tacón, corsets, antifaces, arneses, muñequeras, cuero, látex, bodys, mallas de red y hasta orejeras, hay todo un mundo dentro de la lencería erótica que hacen que tus relaciones sexuales sean mucho más placenteras y divertidas.

A veces nos limitamos demasiado ya sea por rutina o por vergüenza, pero eso impide que nos perdamos lo mejor del sexo, por eso os animamos a daros darle un poco de alegría al asunto y que  sorprendáis a vuestra pareja comprando una prenda morbosa y funcional para este fin de semana. No es necesario gastarse tampoco mucho dinero, el caso es ser original y además es algo que puedes usar siempre que quieras echar un polvo con tu pareja, de hecho podrás hacerte tu propio armario en poco tiempo si por ejemplo compras una prenda al mes.

Recordad amigos, la lencería tanto femenina como masculina es la llave a otro mundo y a empezar a disfrutar a otro nivel del sexo,  fijaos muy bien a partir de ahora en los detalles de los vídeos porno y no entenderéis perfectamente…